El Banco de Inglaterra mantendrá la política en suspenso

El Banco Central de Gran Bretaña arrojará más luz la próxima semana sobre qué tan rápido espera que la economía se recupere del daño financiero provocado por COVID-19, pero es poco probable que se sume a los 100 mil millones de libras ($ 131 mil millones) de estímulo que fue anunciado en junio.

La sexta economía más grande del mundo se contrajo casi un cuarto entre febrero y mayo, y algunos economistas piensan que podrían pasar años antes de que vuelva a su tamaño anterior.

En mayo, el Banco de Inglaterra (BoE) dijo que su mejor conjetura era que la economía volvería a su tamaño anterior en la segunda mitad de 2021, pero desde entonces varios formuladores de políticas han advertido que esta recuperación en forma de 'V' podría retrasarse.

El Banco de Inglaterra dijo que el estímulo anunciado en junio financiaría las compras de bonos hasta el final del año, aunque a un ritmo más lento que antes, lo que, según el economista de Investec, Philip Shaw, hace de noviembre en lugar de agosto la próxima decisión clave.

Es probable que el desempleo aumente bruscamente en noviembre después del final de un plan de licencia gubernamental que ha apoyado a 9,5 millones de empleos, a menos que haya una reactivación en restaurantes y lugares de entretenimiento donde casi la mitad del personal está suspendido.

La última previsión de desempleo del Banco de Inglaterra se verá atentamente, luego de que marcó un salto en la tasa de desempleo del cuarto trimestre a casi el 10% en mayo, superando el pico en la crisis financiera de 2008-09.

31.07.2020
Error
Contáctanos